viernes, 25 de noviembre de 2005

Desde la frustración y marginación

Bueno, como decía en el anterior escrito, desde mi rinconcito de marginación y frustración, son muchos los agravios que sufro:
Primero, me tienen sentado en un rincón, en una mesa, sin reales trabajos (aunque con teóricas tareas y sin las herramientas necesarias) y junto a una ventanilla de información. Así, cada vez que se producen colas de usuarios demandando servicios o información, la gente al verme que no les puedo ayudar me suele increpar y decir comentarios como: "míralo el típico funcionario que no hace absolutamente nada".
Aunque algunos conocidos me dicen que es el sueño de cualquier funcionario, yo siempre respondo lo mismo: "Si, para aquellos que lo han elegido, pero no para mí, que soy un hiperactivo".
Por si fuera poco, mi ubicación además consigue tenerme casi en un escaparate, para que todos aquellos que pasen y me conozcan, vean en lo que me he convertido.

Segundo, sin explicaciones de ningún tipo y aunque lo he reivindicado en numerosos escritos, no me dejan usar software libre (saben que soy un férreo defensor)

Por si fuera poco, intentan en toda medida que tanto compañeros como usuarios intenten la mínima relación conmigo, en una ocasión, llegaron a gritar a una becaria cuyo único delito fue conversar un ratillo conmigo.

Además, en lugar de tenerte en el departamento de informática (junto al resto de informáticos) me tienen sentado en secretaría, sin que pueda en ningun momento tener un mínimo de concentración.

Desde mayo vengo presentando numerosos escritos y reclamaciones por registro de entrada sobre mi actual situación, sin que haya recibido respuesta alguna, y puedo aseguraros que han sido muchos los escritos.

Creo que con todos los extractos de documentos que iré también subiendo, será muy interesante ver las paradojas de la vida. Y como pasé de estar en la élite de la dirección e implementación de proyectos tecnológicos a estar en mi actual situación.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Mucho ánimo Ramón, seguro que pronto se acaban las penurias, y como mucho sólo te queda aguantar un año y medio. Aunque... seguro que con lo mal que lo están haciendo, igual los echan antes.
ABrazos, tu amigo,
Antonio Muñoz

Anónimo dijo...

Pues sinceramente como siempre, me parece que esta bastante bien, pero
empezaria de otro modo. Poniendo algo de positivo en principio,y luego empezaria
explicando la otra situación. No se, me parece un pco triste, que tu,
una persona, que siempre tiene recursos, y lo sabes, empiece su blog, de ese
modo.
La verdad, has echo, haces y seguiras haciendo cosas muy importantes
tanto en tu vida como en la de muchos de nosotros. Lo otro son problemas, que
bien se que te afectan, pero los dejaria en un segundo plano. Pra que la gente
cuando lo vea (tu blog), y se acuerden de ti, no digan si si, el del
rnconmarginado,
no me parece lo mas correcto cuando como ya te he dicho antes, eres una
persona con muchas cualidades, y qe yo misma conociendote de relativamente pco
tiempo,
podria exponerlas. Tu tambien.
Opinión: CAMBIALOOOOOOOOOOOOOOOOOO joder
Besitos besitos besitos
Judit, una amiga

Óscar del Río dijo...

Me parece indignante que existan este tipo de funcionarios que pasan su vida felices por no hacer absolutamente nada en su trabajo. Las administraciones públicas necesitan gente como tú, Ramón, gente que tenga iniciativas, sea capaz de innovar y tenga un criterio a la hora de atajar un problema.

Espero que estos tiempos amargos pasen para ti pronto y que con el próximo cambio todo vaya a mejor. Necesitamos una renovación política, gente que entienda los problemas actuales sobre todo en las nuevas tecnologías y no los problemas del pasado.

Si necesitas cualquier cosa, si necesitas mi firma o si te quieres atar a una arbol a reclamar tu derecho a ser productivo en tu trabajo, cuenta conmigo.

Saludos

RAMON dijo...

Gracias a los amigos Oscar y Judit por esos ánimos que me enviáis, aún así, creo que me sobrevaloráis, soy una persona muy corriente que actualmente está sufriendo un acoso y derribo. Aún así, no creo que esté nada del otro mundo, hay personas que están luchando más por este mundo y por supuesto que sufren más.
Saludos y gracias una vez más,
RAMON

Anónimo dijo...

Si tú te sientes marginado deberías hacer algo para intentar cambiar esa situación, o ¿te vas a pasar toda la vida esperando de elecciones en elecciones a que el viento sople en la dirección correcta?¡es una situación tan relativa e inestable, que por depender, como has podido comprobar esta legislatura, es algo que no depende ni de los partidos!Quizá todo vaya mejor dentro de un año y medio...pero en cualquier caso seguirás siempre condicionando tu vida a que el próximo ciclo de cuatro años marche todo bien, y no te dejen relegado a la frustración y la marginación de nuevo.


Si no estás a gusto en el trabajo, mándalos a todos al carajo. La vida es muy corta, como para dejar que te la orienten los demás.

Un abrazo. Espero que te cambien las cosas pronto, pero recuerda, está sobretodo en ti.

Samuel

RAMON dijo...

Gracias Samuel, te agradezco tus palabras porque después de haber tenido el placer de trabajar contigo y de haber sido uno de los componentes de nuestro fantástico grupo de diseño y desarrollo, es difícil olvidarte.
Gracias, ojalá pronto cambien las cosas, un fuerte abrazo,
RAMON RAMON