jueves, 27 de abril de 2006

Comienzo a plantearme la frustración

Esta mañana tenía la razón de mi parte, las pruebas, infinidad de documentos, testigos sólidos, una actitud positiva a la vez que nada revanchista, pero... parece que hoy no era uno de esos días en los que se puede soñar con la justicia. Lamentablemente he pasado de estar satisfecho y orgulloso de mí, y sobre todo de tantos amigos que me han llamado, me han enviado SMS, me han demostrado cariño, solidaridad,... a que unos señores que no me conocen, que no tiene la verdad, hagan pensar a los oyentes, importantes descalificativos de mí: maquiavélico y todo premeditado (como si yo no hubiese sufrido, sino que todo hubiese estado orquestado desde el primer momento), como si siempre hubiese estado actuando y en realidad no haya sufrido ninguna injusticia, ... han hecho incluso plantear que todas las injusticias no son importantes sino el fin, y lo peor de todo, nadie me ha preguntado mi opinión, nadie me ha interrogado, no me han dejado tampoco opinar ni dar mi versión. Lamento pensarlo o decirlo, pero creo que había una sentencia ya antes de comenzar el juicio.
Hoy me siento si no frustrado si muy defraudado. Aún así, es evidente, no? Sigo en la lucha, ahora no puedo rendirme, ahora no hay marcha atrás.
Quiero también terminar agradeciendo a todos los que me enviaron desde ayer y sobre todo esta mañana esos bonitos mensajes de apoyo, de ánimo, ... que no han provocado en mí más que un enorme orgullo de conocer a personas de tanta valía y corazón, y por supuesto animarme a seguir en esta "guerra".

2 comentarios:

OLIVER dijo...

DESDE EL PUNTO DE VISTA JURIDICO TODO NO HA HECHO MAS QUE COMENZAR, ASI QUE COMO BIEN DICES ESTAS EN UNA GUERRA Y LO UNICO QUE HA PASADO ES UNA BATALLA Y NO LA GRAN BATALLA, ASI QUE, COMO A MI ME TOCA IR A LA LUCHA A PRIMERA LINEA, LO UNICO QUE TE PIDO ES FUERZA Y CONVENCIMIENTO, SIGO OPINANDO QUE LA JUSTICIA EXISTE.

RAMON dijo...

Gracias Oliver, siempre es mucho más fácil acometer una guerra con aliados tan comprometidos como tú.
Un fuerte abrazo