viernes, 26 de enero de 2007

El Foro Social Mundial (FSM) contra Bill Gates y Rockefeller

Parece que ahora la fundación de Bill Gates (tras el tan discutido Premio Principe de Asturias, del cual muchos españoles nos sentimos asqueados) tiene un nuevo "grial" en el mundo, y junto a la Fundación Rockefeller intenta lo que ellos llaman la Alianza por la Revolunción Verde en África, a la que destinan 150 millones de dólares, y que no es más que distribuir semillas híbridas y pesticidas en África, con un fín claro de desposeer por completo a los agricultores africanos de sus tierras.
Se espera que más de 100.000 personas concurran a la edición de Nairobi del FSM que, con el lema "Otro mundo es posible", se celebra desde 2001 en enero para coincidir con el Foro Económico Mundial de la ciudad suiza de Davos.
Más de seiscientas actividades diarias organizadas por los movimientos participantes figuran en el programa, un grueso periódico de 176 páginas.
En el se detallan los debates, mesas redondas y exposiciones, que giran sobre cientos de tópicos: desde la violencia contra las mujeres al derecho a la tierra de las poblaciones indígenas africanas, de la promoción de los derechos humanos a un debate sobre organizaciones no gubernamentales y neocolonialismo.
Según las organizaciones presentes, como la Food First o la activista india Vandana Shiva, lo que conseguirán con esas medidas no sólo será la pérdida de la diversidad agraria, sino destruir las tierras más prósperas, como ya ocurrió en la India.
Parece que en el Foro Social Mundial (FSM), que se celebra en Nairobi estos días, la jugada a estos dueños del planeta (Gates y Rockefeller) les ha salido mal, y han sido muchas las voces que han destapado los oscuros planes que había detrás de la cortina de humo que habían lanzado a bombo y platillo, sobre todo de la activista Vandana Shiva.

Pero los químicos presentes en los fertilizantes y pesticidas "provocan la pérdida de la diversidad agraria, la base para la vida de los campesinos y equilibrio ambiental", de acuerdo con Food First.
"La revolución verde en India destruyó la tierra más próspera del país y donde antes se plantaban hasta 250 variedades de semilla, hoy se plantan tres: maíz, arroz y algodón. No se produjo más comida, sólo más arroz y menos legumbres", dijo Shiva. "Los campesinos se endeudan para pagar las costosas semillas y fertilizantes, y con precios como los del algodón bajando están endeudados. Más de 150.000 agricultores se han suicidado en la última década por la desesperación de sus deudas; otros están vendiendo sus riñones para pagarlas", agregó.
"¿Es esto lo que queremos para África?", se interrogó Shiva, quien defendió que "se puede producir más comida trabajando con la tierra, no contra ella; preservando la biodiversidad, no
destruyéndola".
La activista remarcó que ensayar una revolución verde en África no ayudará a los campesinos sino a las empresas productoras de pesticidas o la industria multinacional de semillas, que genera un beneficio de un billón de dólares al año, según Shiva.
En el acto participaron también campesinos de Etiopía, que defendieron la vuelta a un sistema "libre de fertilizantes".
"Tuve que vender mis vacas para pagar los químicos", dijo Borena Gergera, procedente de la región de Oromo.
"Los agricultores deberíamos decir no a toda imposición que reduzca la variedad de semillas que podemos plantar", agregó.
Vía Rebelíon

3 comentarios:

José María dijo...

Excelente artículo que confirma cómo los distintos medios de dominación neotecnológicos: mmonopolios informáticos y biotecnología y otros más viejos como la pasta puramente especulativa trabajan de la mano, y ahora sobre un continente que se hunde en la miseria y donde más de 375 millones de personas sobreviven con medio dólar diario (el dato es real, digo criminal). Una página más, la de estos tipos, para la negrológica del día.

Anónimo dijo...

Pues mirad, este tio busca pasta y no para forrarse. Vaya contradicción:

http://www.withyouitspossible.com

Mas ideas originales como esta tendrian que salir.

Arístides C. dijo...

Vandana lleva años intentado crear conciencia al respecto.

Se acaba de publicar la traducción del libro "Los monocultivos de la mente" de Vandana Shiva, te lo recomiendo muchísimo.

"Porque necesitamos alternativas para prevenir la destrucción ecológica, y necesitamos alternativas por si no lo conseguimos"
V. Shiva